Escríbanos a:
editorvozyvoto@gmail.com

VOZ Y VOTO

CHILE

"Tu PARTICIPACION ACTIVA mejora tu  CALIDAD DE VIDA"

Editor: Rubén Martínez

 

Informaciones, comentarios,
 teléfonos de urgencia,
 concursos, promociones,
servicios, premios

 

 A Portada

¿Buscas Trabajo?

¿Ofreces trabajo?

Periódico Virtual  VOZ Y VOTO publica tu Aviso Express (10 palabras) 

GRATIS durante 30 días..!

Además:

Avisos EN NEGRITA: $ 500 (negrita)

Avisos DESTACADOS:

$ 1.000.-

(Negrita y Fondo de amarillo)

Envía tu aviso a: editorvozyvoto@gmail.com - desde cualquier lugar de Chile

 A Portada  

 

Boletas de Honorarios?

Boletas 5 x 1?

Facturas?

Volantes?

Tarjetas de visita?

Solicítelas en 

Foto Click

Irarrázabal 0147

Puente Alto

  Fono:

    850 1597      

Cotice al Email: graficaclick@gmail.com

IMPRESOS CLICK

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Notas sobre Educación

 

Artículos construidos por mis alumnas de Desarrollo del Lenguaje, Pedagogía del Lenguaje, Práctica Avanzada. Creo que debemos escuchar la “sabiduría joven”, porque será el sustento de Chile en el futuro y tenemos mucho que aprender de ellos.

                                                                                  Gladys Zúñiga Tapia - Magister en Educación

                                                                                        Académico Universidad Andrés Bello

 

          

(Me permito presentar el mejor ensayo de  una de mis cátedras universitarias.)               

                 

Ensayo 2016

 

 

Autora: Carolina Dolores Donoso Luna:

Alumna en Práctica Profesional Universidad Andrés Bello

 

En base al Artículo:

 

 

¿Cuánto hemos avanzado?

           (de María Victoria Peralta)

 

 

Docente responsable: Gladys Zúñiga Tapia

                                                                                             

 

                                                                                     

 

                    ¿CUANTO SE HA AVANZADO?

 

 

                                               INTRODUCCION

 

Sin duda este artículo escrito por María Victoria Peralta, es una lectura indispensable y fundamental para incrementar el proceso de formación las estudiantes de Educación Parvularia. María Victoria Peralta nos entrega una mirada analítica a todo lo que ha sido el desarrollo curricular desde los inicios a la actualidad. Nos da a conocer como fueron realmente los inicios de la Educación Parvularia en Chile, cuáles fueron sus influencias, su evolución y las problemáticas actuales.

Nos muestra el desarrollo que tuvo la Educación Parvularia durante tiempos  difíciles para nuestro país, La Dictadura, y como tuvieron que vencer estos obstáculos para poder reinsertar a las familias en los proyectos educativos y hacer que los niños y niñas fueran protagonistas de los aprendizajes, también nos evoca la importancia de las ONG que tuvieron durante este tiempo y en nuestro país para que todos los niños y niñas comenzaran a tener opción a la Educación Parvularia.

 Este articulo nos muestra los peligros de la sobre escolarización en la educación preescolar, los riesgos que esto conlleva. El pensar que si a más temprana edad ponemos a los niños y niñas frente a problemáticas para desarrollar la lectura, el cálculo y la escritura, nos lleva a un desarrollo equivocado para ese niño o niña.

Maria V. Peralta nos permite conocer como fue el proceso de creación de las Bases Curriculares y de los Mapas de Progreso, documentos indispensables para el desarrollo de los aprendizajes entregados a los niños y niñas.

 

 

 

                                                      ARGUMENTOS

 ·         El deseo de que en Chile, la Educación Parvularia evolucionara y se fortaleciera, hizo que desde sus comienzos los diferentes docentes en sus respectivos periodos, pudieran salvar los diversos obstáculos a los que debieron enfrentarse, con el fin de que esta educación fuera establecida como la Enseñanza Parvularia que nuestros niños necesitaban. Los problemas económicos, sociales, la poca valorización del aporte que la Educación Parvularia podía entregar a nuestros  niños fueron haciendo el camino difícil para implantar una Educación Parvularia  en nuestro país.

 ·         No solo el aprendizaje que se les entregó  a los niños fue evolucionando, también la educación que las propias  Educadoras  recibieron, desde los comienzos se destaca la formación profesional de las maestras normalistas, luego se creó el nivel universitario, se dio paso al nivel técnico y en conjunto con estos adelantos se fomentó la creación de los establecimientos dedicados a la entrega de enseñanza para la primera infancia.

 ·         El anhelo que la Educación Parvularia estuviera al servicio de los niños y niñas chilenas, se demuestra en que la propuesta Fröebeliana se comienza a “nacionalizar” y flexibilizar mostrando contenidos de acuerdo a la realidad chilena y algunos simbólicos materiales de Fröebel son chilenizados.

      “Mi deseo de que los Kindergarten de Chile puedan compararse con los mejores del        extranjero  y que no sean una imitación  mecánica de cualquier sistema de educación,       sino un medio original  y  nacional propio para la primera educación e instrucción de los hijos del País.”

                                                  (1)Maluluschka, L, citada por Peralta, 2010,pag,100-101

 

·         En la actualidad, el desarrollo curricular, en donde la flexibilidad está presente hizo que ahora la Educación Parvularia busque en que en sus aprendizajes esté  presente el protagonismo de los niños y niñas, incentivando el desarrollo integral de los niños/as,  que estos aprendizajes estén enfocados en las necesidades de los niños, que los ambientes educativos estén  a disposición  de los niños y niñas para que el protagonismo sea factible con la participación de las familias en  estos aprendizajes cuidando los  ambientes afectivos para cuidar la relación adulto-niño.

·         La cobertura que hoy en día existe en nuestro país, ha sido una de los logros más significativos que ha tenido la Educación Parvularia, inicialmente estaba destinada a solo los jardines o escuelas particulares, actualmente está a disposición de  los sectores más vulnerables, otorgando así una  Educación Parvularia para todos los niños y niñas de nuestro territorio.

 

                                    CONTRA ARGUMENTO

¿Realmente ha avanzado la Educación Parvularia en Chile?

·         En los comienzos de la Ed. Parvularia el problema de la escolarización ya existía siendo Leopoldina Maluschka quien pusiera en alerta acerca de esta problemática.

Maluschka señaló: “ .La escolarización existente desde los comienzo de la Educación parvularia ha sido uno de los mayores obstáculos que se ha presentado en el aprendizaje de los niños y niñas. El pensar que un niño a temprana edad está preparado para la lectura, la escritura y el cálculo impide que  libremente adquiera  valores, lo artístico, buenos hábitos, el desarrollo de su imaginación, el juego libre, entre otros”. (1)  .Este problema aun en nuestros días  persiste  y es un obstáculo que no se ha podido vencer. Esto ha hecho que la Ed. Parvularia no muestre avance alguno, llevándonos a la perdida de los sentidos que realmente se busca en los niños y niñas de nuestro país.

·         La cobertura ha ido en aumento, llegando a casi todos los rincones de nuestro país, gracias a gestiones que apuntaron a que  la Ed. Parvularia fuera para todos los niños y niñas del país y no solo para los establecimientos particulares. Esto ha repercutido en la calidad de la Ed. que se le entrega a los niños/as, ya que con el fin de abarcar todos los espacios en donde se necesite un establecimiento para la primera infancia, la calidad a quedado en dezmero, esto por la cantidad de niños que asisten al jardín y permanecen en sala y  el coeficiente técnico no es suficiente para cubrir las necesidades de todos los niños y niñas.

                                                                    (Malushka, L., citada por Peralta, 2010, pp.108)

·         La falta de conocimientos por parte de las personas encargadas de tomar decisiones con respecto a la Educación Parvularia, muchas veces hace que estas no sean las mejores y que se alejen de las reales necesidades que los niños y niñas necesiten importándoles más los resultados cuantitativo que los cualitativos.

 

                                                             CONCLUSION

            Si bien es cierto la Educación Parvularia en Chile ha tenido sus avances, por ejemplo fijarse en las necesidades de los niños y niñas, hacer partícipe de los proyectos educativos a los niños y sus familias, la creación de decretos que legislen esta Educación, y a la vez que permitan la proliferación de establecimientos dedicados a la primera infancia, velar porque los derechos de los niños se cumplan, el avance y la preocupación de la formación y Educación de las Educadoras de Párvulos pasando de ser  profesoras de escuelas normalistas a ser profesionales universitarias, destacar que el protagonismo de los niños es una de las principales cualidades que permiten el desarrollo integral de los niños y niñas, han mostrado que el avance que esta Educación, ha permitido lograr praxis  pedagógicas diferentes a las que en un comienzo tenía .También debemos destacar que estos avances se han logrado gracias a los avances científicos que se ha tenido con respecto a las neurociencias.

            Sin embargo, en varios aspectos la Educación Parvularia se encuentra en el mismo estado en que se encontraba en sus comienzos. La presencia de la escolarización ha desvirtuado los proyectos y paradigmas de los precursores de la Educación Parvularia;  otra variable es  abarcar mucho queriendo completar la cobertura impuesta por el gobierno de turno; las malas decisiones tomadas por las  algunas autoridades han hecho que la Educación Parvularia se vea entrampada y no permita el verdadero desarrollo integral que nuestros niños y niñas necesitan.

            Como Educadora de Párvulos, al revisar este articulo, pude visualizar estos obstáculos desde otro prisma, y darme cuenta que en nuestras  manos está poner un pequeño grano de arena para poder vencer los obstáculos y aspirar al desarrollo integral de niños y niñas chilenos.

                                                                       Carolina Donoso

 

 

 

 

La Educación en Chile y el concepto de la nueva Reforma Educacional

 

Autora: Paula Adasme Saladrigas – Estudiante  Educación Parvularia Universidad Andrés Bello

 

En Chile se encuentra en vigor el Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad en Educación (SNACE). Este Sistema está regulado por la ley 20.529 y tiene por objetivo “asegurar una educación de calidad en sus distintos niveles”. Actualmente el gobierno de turno ha presentado varias propuestas de implementación de la gratuidad en educación superior. El acceso equitativo de los estudiantes vulnerables con talento, debería ser un objetivo País. (Sanchez I.) Rector U. Católica de Chile. También existen otros proyectos como la Reforma Educacional, la cual contempla cambios tanto en la forma como en el fondo de la educación de nuestros a nuestros niñas y niños; ejemplo de esto es la propuesta de fin del copago, inclusión escolar y el desarrollo profesional docente.

            Aquí surgen algunas Interrogantes, ¿Por qué la propuesta no han tenido un apoyo unánime, sino más bien críticas generalizadas?, ¿Por qué las propuestas se han considerado discriminatorias y con ausencia de equidad? Y citando a Humberto Maturana ¿es válido cuestionarnos además si estas reformas responden a lo que queremos de la educación o si ayudan a lograr el país que queremos?.

            El argumento anterior, refleja  la situación actual de nuestro país y nos invita a pensar sobre las interrogantes expuestas. Lo primero que creo debo cuestionarme cuál es la educación que yo quiero y está representada o acorde a lo que expresan nuestros ejecutivos; se habla de una reforma educativa de calidad que otorgara acceso universal y evitara la segregación, si esto es así, entonces por que presenta tanto rechazo ciudadano, a mi parecer la reforma ha sido comunicada de forma poco transparente y poco clara, esto ha ayudado a crear un manto de dudas sobre su real contenido.

 El actual sistema entrega educación a través de las siguientes modalidades:

1-    Establecimiento de Educación Privada: los cuales en su mayoría pertenecen a personas naturales, sociedades religiosas, anónimas y con fines de lucro, estas se financian exclusivamente con los aportes de alumnos, y concentran a los estratos de más altos ingresos de nuestro país.

2-    Establecimientos Privados con financiamiento Público (Concertado): estos si bien pertenecen a personas naturales o sociedades privadas, si reciben aportes del estado, además de los que se cobran a los alumnos, esta subvención pública está regulada por la asistencia que mantengan los alumnos.

3-    Establecimientos Municipales: Son de carácter gratuito para los alumnos, ya que son financiados totalmente por el estado.

 Actualmente el modelo propicia la competencia entre establecimientos públicos y privados por captar estudiantes, bajo el supuesto de que el derecho de libre elección de los padres y la competencia, conduce a una mejor calidad de servicio educativo. Pero este método produce una brecha significativa en resultados de aprendizaje de un mismo currículo, que favorece a los centros que han captado a los estudiantes que poseen mayores recursos (Bravo D, Contreras D, & Sanhueza, C. (1999)). En este modelo el estado favorece la obtención del lucro, lo cual además es un tema debatible.

             Volviendo un poco a lo anterior, sobre la competencia que se genera en los establecimientos privados y públicos, estoy de acuerdo con el pensar de H. Maturana, cuando habla de que la competencia no es sana para la educación, ya que, esta beneficia a uno cuando fracasa otro; esto no resulta nada positivo para la educación y sus alumnos, porque siempre dejará desaventajados a unos más que a otros, y así nunca se llegara a la anhelada igualdad.

             Si el estado desea mejorar la enseñanza de nuestros jóvenes se debe construir un proyecto de educación con el aporte de todos los sectores (visión sistémica), donde alumnos, educadores y familias, estado y privados  sean escuchados en cuanto a demandas, ideas, proyectos y necesidades.

             Desde mi perspectiva al involucrar a los agentes que componen la educación, se asegura la transparencia en su desarrollo y evita las críticas que hoy son tan generalizadas. La importancia que tienen estos agentes es muy relevante para la construcción de un proyecto educativo de calidad, en el que  tendremos maestros que entreguen sus conocimientos con verdadero entusiasmo y sean capaces de impactar a sus alumnos, con un profundo respeto a sus diferencias; un maestro que trabaje junto al estado sin miedo a castigos y existan mejores condiciones de trabajo pedagógico (cuarta carta) Paulo Freire. Así se configurará un escenario para que  el alumno  pueda exponer sus necesidades  y deseos como:  ser escuchado, respetado; que  lo impartido sea coherente con sus esquemas mentales, con contenido significativo para que así se produzca un reencantamiento con la educación.

 

Filosofía de Una estudiante de Educación Parvularia

 

Autora:  Luisa Piña Lara - Estudiante Educación Parvularia Universidad Andrés Bello

 

            La Educación Parvularia se ha transformado en un foco de interés creciente en las políticas educativas de las últimas décadas.  Al respecto la UNESCO (2012) declara la importancia de fomentar el desarrollo de la educación de primera infancia con calidad para lograr el desarrollo integral de los niños y niñas;  sin embargo, admite que es una tarea compleja y difícil de emprender.  Una de las aristas a abordar, y que impulsa este organismo, es la atención en educación que promueva una mejor y efectiva relación de calidad entre educadores y educandos, una mayor participación familiar y una afectiva integración intercultural.

            Es verdaderamente en las prácticas, dónde las alumnas de Educación Parvularia podemos  comprobar  si las competencias con las que hemos  sido formadas funcionan efectivamente en el aula.

            Es por esto que la realización de mi Práctica Avanzada, ha sido un importante andamio porque siento que  cada vez  queda menos para ser una profesional de la Educación Parvularia, un sueño, una quimera desde mi niñez;  me siento más segura de la carrera que escogí; me gusta lo que hago, me emocionan las palabras de los niños y niñas; me encanto con sus gestos; disfruto de sus travesuras y me alegra ver los avances que pueden realizar durante su tiempo en los jardines.

             Estoy convencida que no sólo deben ser relevantes las calificaciones; éstas de manera excluyente  no nos hacen mejores profesionales; la exigencia es integral para desempeñarnos en una tarea tan delicada como la nuestra, cuyos modelos son nuestros precursores partiendo desde Rousseau, pasando por Commenio, Montessori, Fröebel y tantos otros. Estoy segura que  desde que tomamos consciencia de la importancia de ser Educadoras de Párvulos, estamos construyendo un presente y un futuro; lo importante es que decretemos  no  olvidarnos de disfrutar y amar lo que realizamos.

            Avancemos abandonando el  estigma social de ser sólo cuidadora de niños y niñas; nos abrimos paso a  convertirnos  en Educadoras de Párvulos: inteligentes, diligentes, creativas, lúdicas, empáticas, preocupadas  no solo de  entregar contenidos, sino que aportar para  el logro de una  mayor equidad social donde niños y niñas puedan desenvolverse con autonomía, seguridad y confianza. Sólo así incrementaremos el equilibrio cognoscitivo, físico y emocional en  niños y niñas permitiéndoles que sean  autores de sus propios aprendizajes, recordando que una niñez feliz prospera en un adulto pleno.

                                                                                   

 

                                                                                


 

Como educadores… ¿Creemos que podemos realmente generar un cambio en los niños y niñas de nuestra sociedad?

 

Autora: Scarlette Romero Nuñez - Estudiante Educación Parvularia Universidad Andrés Bello

                              

                                      

Hago esta interrogante ya que, como futura educadora y técnico que soy, me  he encontrado en mis años de estudio con diversas compañeras que al momento de preguntarles qué esperan de su carrera al egresar, me encuentro con respuestas tales, que me hacen dudar acerca de si estamos conscientes del valor de ésta hermosa carrera que es educar.

Experiencia Personal: Cuando estudiaba técnico en Educación Parvularia, y llegó el día en que teníamos que realizar la práctica, a muchas compañeras no les gustaba su centro por estos motivos: mala ubicación, porque se encontraban en poblaciones que ellas consideraban “malas”, etc. Preguntando, una de ellas comentó: “¡Por qué nos designan a esos jardines! …no importa cuánto los eduquemos, si  con la influencia de la familia y  del  entorno en que viven, igual terminarán adquiriendo  malas costumbres”.

Aunque no todas las personas piensan de la misma forma, muchas veces como sociedad, estigmatizamos a niños y jóvenes, como personas que se desarrollarán de acuerdo al entorno en el que viven, ya sea familia, comunidad, población, etc.

 “…Si decimos que un niño es de una cierta manera: bueno, malo, inteligente o tonto, estabilizamos nuestra relación con ese niño de acuerdo a lo que decimos, y el niño, a menos que se acepte y respete a sí mismo, no tendrá escapatoria y caerá en una trampa de la no aceptación y el no respeto a sí mismo, porque sólo podrá ser algo dependiente de lo que surja como niño bueno, o malo en su relación con otros…”

Maturana, Humberto (2001), Chile. Pág.26.

Como mencioné anteriormente, pensamos que si un niño se cría y crece en un entorno de rencillas, drogas, alcohol, ese niño se desarrollará de acuerdo a esa realidad, y lo condenamos muchas veces a ese futuro, basándonos simplemente en pensamientos poco reflexivos y generalizadores; sin tener una visión y convicción del poder que tenemos como educadores, de que la educación forma, transforma e influye en el desarrollo de una persona.

Si no somos capaces de comprender la gran misión que tenemos como formadores, difícilmente podremos conseguir que  los  niños se sientan  aceptados tanto por ellos como por los demás y respetados por la persona que es.

Quiero finalizar con la siguiente cita:

“… Vivamos nuestro educar, de modo que el niño aprenda a aceptarse y a respetarse a sí mismo al ser aceptado y respetado en su ser, porque así aprenderá a aceptar y respetar a otros…”

Maturana, Humberto (2001), Chile. Pág.26.g

 

Una Educación Emocional, una mirada para formar.

Autora: Paulina Schneidewind Estudiante Educación Parvularia - Universidad Andrés Bello

 

            Desde la mirada biológica de Humberto Maturana[1] las acciones humanas, y por ende nuestro razonamiento, se fundamenta en las emociones. Esto se refiere a que la motivación que nos hace actuar de una u otra forma está basada en las emociones humanas; “estas crean el dominio de acciones en que un animal se mueve” (p.20) por lo tanto “posibilitan su accionar” (p.17), o sea  plasman contexto a nuestras intenciones o pensamientos. De esa forma las personas deben aprender a reconocer y aceptar sus emociones cómo tales y la importancia que tienen en su diario vivir.

            Dentro del ámbito educativo preescolar se debe inculcar a niños y niñas a reconocer estas emociones y por lo tanto entenderán que en ellas se sustentan sus acciones y pensamientos. De esta manera entregamos una educación integral que posisiona a los educandos como seres activos que se retroalimentan de su propio actuar, puesto que podrán cuestionar y reflexionar constructivamente sus prácticas cotidianas. Pero esto no es un proceso individual, debe ser la Educadora quién a través del constante ejemplo muestre a niños y niñas la aceptación tanto propia como del otro. El autor nos explica que “es a través de la aceptación del otro dentro de la convivencia donde puede ocurrir el fenómeno social” (p.22). Por lo tanto ella debe dar importancia al desarrollo socio afectivo dentro de la diversidad del grupo, trabajando la aceptación y el amor a sí mismos para que esta convivencia parta desde los niños y no como una obligación impuesta por externos.

            Actualmente la sociedad necesita personas que convivan en constante armonía unas con otras. Necesitamos individuos que acepten la diversidad para que aprendan a no discriminar, sino a incluir.

            La Educadora de Párvulos, para inculcar una sana convivencia, debe dar a sus discursos una pragmática de amor y aceptación al otro. Generar un contexto comunicacional donde se acepte a las personas, el yo y el otro, con sus similitudes y diferencias. Esto se logrará cuando ella acepte a los demás,  se acepte a sí misma y refleje en su praxis el amor de aquella aceptación. Solo así generará una educación emocional de sana convivencia, basándose en un lenguaje que incluye y acepta al otro desde una postura emocional.

 

[1] Maturana, H. (1990). Emociones y Lenguaje en Educación y Política: Editorial Universitaria. Chile

 

 

 

Emociones y Lenguaje en Educación y Política

Autora:   Jennifer Herrera Tapia, estudiante Educación Parvularia  - Universidad Andrés Bello    

                                    

       A partir de la revisión del texto “Emociones y Lenguaje en Educación y Política”, del biólogo chileno, Humberto Maturana, reflexionaré en torno al capítulo “origen de lo humano: el lenguaje”. Para ello consideraré la siguiente cita: “Lo peculiar humano no está en la manipulación, sino en el lenguaje y su entrelazamiento con el emocionar” (1.pág.18).

            El autor  plantea, que si bien las investigaciones referidas al desarrollo y evolución del cerebro humano, desde el punto de vista biológico, apuntan a la capacidad que ha adquirido el hombre para manipular su ambiente mediante el uso de la mano, lo propio e inherente al ser humano, y por tanto, lo que marca la diferencia de otras especies, es El Lenguaje.

            Sostiene que la hominización del cerebro ha sido posible mediante el desarrollo del lenguaje, destacando en dicho desarrollo, la interrelación con las emociones.

            Con el fin de sustentar su afirmación, Maturana hace referencia a situaciones cotidianas en que se utiliza el lenguaje como mero “sistema de símbolos”, para él “…tal afirmación nos impide ver que los símbolos son secundarios al lenguaje” (2.pág.18).

            En definitiva, para que sea posible concebir el lenguaje como  una instancia comunicativa, evidencia del desarrollo evolutivo del ser humano, es preciso que se produzca una interrelación consensuada que involucre las emociones propias del hombre.

            Sostengo, a partir de  mis experiencias empíricas, tanto en el ámbito profesional como personal, que es muy difícil disociar lenguaje de emoción. Cada intención comunicativa conlleva un sinnúmero de factores que influyen en la producción lingüística propiamente tal.

            Por citar un ejemplo, si observamos a niños  pequeños, el desarrollo del lenguaje nos facilita inferir su entorno familiar. Un niño limitado en sus emociones, inserto en un ambiente carente de afectividad, cuidados y cariño, como consecuencia, manifestará restricciones en su código lingüístico; aspecto  posible de evaluar mediante sus producciones orales rudimentarias y con  escaso léxico. Del mismo modo, al carecer de categorías semánticas que le permitan conceptualizar y apropiarse del entorno, la comprensión es dificultosa,

            En definitiva, la presencia de un ambiente bio-psicosocial que ignore las emociones y  no promueva  la interrelación significativa entre los aspectos psicológicos y biológicos que intervienen en el lenguaje, generará un estancamiento en el desarrollo del mismo.

            En conclusión, si extrapolamos la realidad descrita anteriormente referida al desarrollo del lenguaje del niño a la afirmación que hace Maturana, respecto a que lo peculiar del ser humano tiene que ver con  la interrelación del lenguaje con las emociones, es posible afirmar que evidentemente la evolución del cerebro humano se ha producido, no solo debido a la manipulación del ambiente a través del uso de la mano, sino más bien a una apropiación del mismo a través del uso del lenguaje y en pro del desarrollo de la humanidad. Argumento que debemos considerar los mediadores de la educación.

Bibliografía: Maturana, Humberto (2000) Emociones y Lenguaje en Educación y Política.  Edit. Hachette. Chile

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Puedes escribirme a mi dirección de E-MAIL: editor@vozyvoto.cl

A Portada